Los beneficios del reconocimiento

 

Descubre cómo el reconocimiento incrementar la productividad y mejora el compromiso

Reconocimiento para mejorar la productividad

Reconocimiento, esta palabra tan utilizada en nuestra vida cotidiana, tiene muchas acepciones: reconocemos nuestros errores, a veces y mira que nos cuesta. Reconocemos que el otro tiene razón, también nos cuesta. Reconocemos que una persona es buena en su trabajo.

Esta última acepción de esta palabra es en la que nos vamos a centrar, de manera que podamos analizar su importancia en el desarrollo profesional de los miembros de una organización y su impacto, positivo o negativo, en el desarrollo de la propia organización.

Según el estudio llevado a cabo por Greenberg y Arakawa, Profit from the positive: “Las organizaciones que mejor reconocen y motivan tienen un 42% mayor de productividad que aquellas que no lo hacen”.

Un acto de reconocimiento constituye, para la persona que lo recibe, una inyección de motivación, de entusiasmo, de satisfacción personal y de incremento del sentido de pertenencia, cuyo efecto inmediato para la organización se traduce en el incremento de la productividad de esa persona y, por extensión, de aquellas que forman parte de su equipo.

Las personas que se sienten reconocidas aumentan su autoconfianza, desarrollan una mayor disposición a colaborar con otros, y se adaptan mejor a los cambios. Su nivel de compromiso con la organización aumenta, presentan más satisfacción en su desempeño profesional y contribuyen de manera proactiva a mejorar el entorno laboral.

¿Y tú, Sabes reconocer a los miembros de tu organización?

Llevar a cabo un reconocimiento constructivo de manera inteligente y efectiva, que no se quede en dar palmaditas en la espalda, o decirle al colaborador “que bien lo has hecho”, es una de las mejores armas de las que las organizaciones pueden disponer para mejorar sus resultados.

Ahora bien, el reconocimiento, para que sea efectivo, debe tener continuidad y estar compuesto de tres características inherentes al mismo:
1. Debe formar parte de la cultura y valores de la organización
2. Estar cimentado sobre bases que propicien un desempeño de alto nivel
3. Hay que ponerlo en práctica de manera auténtica y congruente

Formar parte de la cultura y valores de la organización

Las organizaciones no pueden tener el control de las emociones de sus colaboradores. No obstante, si pueden implementar medidas enfocadas a la generación de emociones positivas. Una de estas medidas es hacer del reconocimiento uno de los valores fundamentales de la organización.

Las personas que demuestran un alto nivel de desempeño agradecen, e incluso exigen, que su esfuerzo y compromiso sea reconocido y valorado. La falta de reconocimiento de la buena labor profesional de los miembros de una organización genera efectos perniciosos que, en muchas ocasiones, terminan en el abandono de la organización por parte de los mejores profesionales.

 

Estar cimentado sobre bases que propicien un desempeño de alto nivel

Todos sabemos que en el mundo laboral existen personas con actitudes y conceptos que les predisponen a desarrollar altos niveles de desempeño en sus cometidos profesionales. La organización debe tener implementados los mecanismos que hagan posible identificar a estas personas y establecer con ellas y para ellas, planes de carrera profesional específicos, desarrollarlos y realizar un seguimiento de su evolución.

 

Ponerlo en práctica de manera Auténtica y Congruente

La política de reconocimiento del alto nivel de desempeño en los miembros de una organización debe estar basada en estos principios:

1. Honestidad y Autenticidad
El desempeño que sea objeto de reconocimiento debe haber sido auténtico y real. No pueden caber ni amiguismos ni enchufismos, pues éstos son, sin lugar a dudas, percibidos negativamente por los empleados de la compañía que los practica. El reconocimiento debe ser percibido como honesto y sincero por la persona que lo recibe.

 

2. Puede ser Individual o Grupal
El reconocimiento abarca tanto al equipo de trabajo como a los integrantes del mismo en el plano individual.

En el reconocimiento otorgado a nivel individual, es importante que se destaquen las cualidades únicas del individuo, así como aquellas que pudieran ser replicables en los demás integrantes del equipo.

Si el reconocimiento se realiza a un equipo, es importante especificar y resaltar los puntos que han sido determinantes para el desempeño de alto nivel.

3. Debe ser congruente con los valores y la cultura
El reconocimiento tiene que estar basado y debe ser congruente con lo que la organización considera valioso e importante, ello contribuirá a reforzar la cultura empresarial.

Hay recursos en los que debemos ahorrar, sin embargo, el reconocimiento laboral es uno en el que no deberíamos escatimar esfuerzos y que debemos saber administrar, pues constituye un factor que ayuda a impulsar el alto desempeño y no genera costes para la empresa.

Bien entendido y puesto en práctica de manera correcta, promueve el desarrollo de buenos líderes, y por si todo esto fuera poco, incrementa la oportunidad de retención del talento, el compromiso y la productividad.

Puedes conocer y probar nuestra plataforma de reconocimiento, transmisión de valores y cultura organizativa Hakapp.

Te puede interesar

Share This