Liderazgo - Cómo descubrir a los líderes en tu organización

 

Descubre cómo identificar al liderazgo y qué actitudes tiene un líder

Identificar a los líderes informales

Las capas de gestión intermedia de las organizaciones, (jefes de área, gerentes, gerentes senior, etc.), es donde una organización debería tener claro como identificar y diferenciar a aquellas personas que tienen madera de líder de aquellas otras que son, meramente, gerentes o, incluso, directores.

Identificando a los líderes informales, las organizaciones pueden llegar a disponer de una “cantera” de personas que, principalmente por sus actitudes, (las aptitudes se les suponen), deberían formar parte del conjunto de miembros de la organización candidatos a ocupar cargos de relevancia.

Pero, ¿Cómo identifico a un líder?

En la mayoría de las ocasiones, son los miembros de un equipo los que, con sus opiniones y valoraciones de la persona que está al frente del mismo, mejor pueden contribuir a la identificación de verdaderos líderes, y diferenciarles de los jefes. Término éste que, en no pocas ocasiones, es utilizado peyorativamente.

Las personas en su día a día realizan, sin tener intención específica de hacerlo, evaluaciones diarias de las personas con las que trabajan sean, o no, miembros de su equipo de trabajo, transmitiéndolas de manera informal. Prestar atención a esta manera de evaluación informal, y poder recogerla, resulta ser una importante fuente de información, (en muchas ocasiones no tenida en cuenta), que debería complementar los procesos formales de evaluación: evaluaciones de desempeño periódicas, evaluaciones 360º, etc.

¿Qué actitudes tiene un líder?

Las actitudes que hacen de una persona un líder pueden ser muchas y diferente la manera en la que éstas pueden ser puestas práctica por los líderes. Ahora bien, las que citamos a continuación son, a nuestro entender, imprescindibles.

Un líder:

1. Sabe Escuchar y Aprender: El líder es humilde, ello le permite saber escuchar a cada uno de los miembros de su equipo y aprender de ellos pues, a buen seguro, habrá personas integrantes de su equipo que tendrán mayores conocimientos en materias concretas que él.

2. Trabaja con personas: El líder tiene empatía, por ello sabe la diferencia que existe, y las consecuencias que tiene, trabajar con personas en lugar de trabajar con subordinados. Sabe prestar atención a los miembros de su equipo, se preocupa por sus problemas y les ofrece su ayuda y colaboración para solucionarlos.

3. Enseña: El líder transmite sus conocimientos, no teme que los miembros de su equipo puedan progresar en su trayectoria profesional, que le hagan sombra. Muy al contrario, sabe reconocer a los mejores y ayudarles en su progresión.

4. Hace que los éxitos sean del equipo: El líder no hace de los éxitos algo personal, no se pone medallas. En su lugar, transmite y hace saber a la organización, y a los miembros de su equipo, que los éxitos no, solamente, son suyos, sino que su consecución ha sido posible gracias al buen trabajo desempeñado por todo el equipo. Como dice Simon Sinek en su libro “Leaders Eat Last“, el verdadero liderazgo es la voluntad de poner las necesidades del equipo por encima de las propias.

5. Es Honesto y Transparente. El líder establece las relaciones con los miembros de su equipo basándolas en la confianza y el respeto mutuo. Sabe transmitir información a los miembros de su equipo y guardar discreción con aquella que no debe transmitir. No antepone sus intereses personales a los objetivos comunes. Reconoce sus errores y aprende de ellos.

6. Es Exigente: El líder está orientado a resultados y sabe orientar a su equipo en la consecución de los mismos. Hace saber a los miembros de su equipo la necesidad de trabajar alineados para conseguirlos, pone a su alcance los medios para ello y sabe corregir situaciones que pudieran poner en riesgo su consecución.

7. Gestiona Situaciones y Resuelve Conflictos. El líder analiza las situaciones complejas para conseguir entenderlas y es capaz de resolver los conflictos que, en ocasiones, surgen entre los componentes de los equipos, evitando así el impacto negativo que puedan tener sobre el desempeño del equipo en su conjunto.

8. Se gana el respeto y aprecio de sus colaboradores. Este conjunto de actitudes, que se dan en los líderes, hace posible que éstos se ganen el respeto y lo que es, probablemente, mas importante: el aprecio de las personas que conforman sus equipos.

Está demostrado que los equipos que están dirigidos por este tipo de líderes son más productivos, incrementan sus niveles de desempeño y desarrollan un mayor sentido de pertenencia a las organizaciones en las que trabajan.

Si quieres descubrir a los líderes en tu organización, desde GamePaths tenemos la metodología, los talleres y la plataforma Hakapp que haciendo uso de la gamificación social descubre los líderes informales de tu organización.

 

Te puede interesar

Share This